LAS RESPONSABILIDADES DE UNA PRINCESA

Por: Paloma Escorza
 
Una de las noticias que ha causado más interés en el ojo público últimamente, sin duda ha sido el nacimiento de la hija de el príncipe de Gales y la duquesa de Cambridge y la espera por saber el nombre de la pequeña princesa, que por fin hace un par de semanas fue revelado, Charlotte Elizabeth Diana.

El mundo de la realeza siempre ha despertado mucha curiosidad y la vida de las familias reales es seguida con atención por los paparazzi, pero poco sabemos sobre lo que hay detrás de esta vida, más allá  de el glamour de las fiestas y los increíbles atuendos que usan.



En el caso de las princesas, desde el momento de su nacimiento la casa real las va preparando  para ejercer su cargo, desde muy pequeñas toman clases de diversas temáticas, empezando por una de las más importantes, protocolo, además de historia e idiomas.

Pero también reciben educación en materias no tan obvias, se les da una preparación psicológica que les ayuda ante posibles depresiones y un entrenamiento de medios, que consiste en enseñarles como responder a la prensa ante preguntas incómodas.



 
A pesar de que las monarquías han perdido fuerza y ya no implican las responsabilidades que tenían hace siglos, las princesas son embajadoras de su país ante el mundo y es por eso que participan activamente en labores humanitarias. En algunos casos tienen que tener la aprobación de la reina o rey para contraer matrimonio, entre otras cosas por la importancia que tiene para la realeza que sus miembros sean empáticos y queridos por el pueblo, cualquier error ante ellos puede causar una verdadera crisis monárquica.

 Es por eso que ser princesa no es como los cuentos lo pintan, implica responsabilidad, madurez para sobrevivir a las críticas y una gran inteligencia emocional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario